Marcos de Quinto abandona Ciudadanos y la política

El que llegara como fichaje estrella de Albert Rivera, Marcos de Quinto, ha presentado su dimisión y su baja del partido. Tras las últimas decisiones tomadas por la presidenta del Partido, Inés Arrimadas, de Quinto ha sentido que el rumbo que está marcando Ciudadanos difiere del que tenía con Albert Rivera y, por tanto, con su propia ideología. Esta falta de sintonía ha hecho que el diputado anuncie su marcha del partido.

No sólo deja el partido, sino que abandona también su acta de diputado, lo cual le honra y demuestra que cuando un político tiene una profesión fuera de la vida pública puede dimitir y volver a trabajar en la función privada. Lo anunció en un tuit que muchos han calificado de “muy elegante”, ya que se va sin hacer grandes aspavientos ni armar demasiado escándalo.

El que fuera presidente de Coca-Cola llegó como fichaje estrella, como un crack de la gestión empresarial que estaba dispuesto a sacrificar posición social y sueldo a cambio de servir a su país. Sin embargo, sus formas, tanto en el Congreso como en Twitter, han provocado alguna que otra ampolla en aquellos que ven en Arrimadas la personificación del centro moderado que Albert Rivera abandonó.

El puesto de De Quinto lo ocupará Miguel Ángel Gutierrez, ya que la sucesora natural, por posición en la lista al congreso, Patricia Reyes, ha renunciado a hacerlo.